un-brindis-por-lo-que-tu-y-yo-sabemosEn ocasiones te miro y no recozco ese algo tan especial que hace que me encante estar contigo; no sé que en momento comenzó todo… sólo sé que de un momento a otro, la simple relacíon un hombre y una mujer, tan distintos entre si, cambio a algo  más íntimo. Pasamos de las insinuaciones y la coquetería, a los hechos.

Acepté jugar, aún cuando sé que lo nuestro no tiene un futuro, que sólo somos dos personas que no tienen nada en común. No espero nada de ti, más que estos encuentros casuales, mismos que está de más decir que son para quitar el sueño. Sé que estamos en momentos de la vida muy diferentes, mientras tú ya tienes un pasado, una historia, un compromiso; yo, en cambio, apenas voy comenzando.

Eres un hombre que no tiene en sus planes tener un familia, un compromiso real con alguien, y sabes algo? a mí, en este momento, eso no me molesta, lo sé y puedo vivir con ello. Tamién sé que me gustas, que me encanta pasar las noches a tu lado, que no me arrepiento de la nada de lo sucedido, y que seguiré compartiendo contigo hasta que la vida quiera.

Eres mi oportunidad de estar con alguien que llama mi atención, y con quien no quiero desaprovechar oportunidades, deseo tener de ti el mejor recuerdo, que me dejes en la piel la mejor sensación y en mis labios el mejor de los besos.

Cuando me cruzo contigo, te recuerdo recostado a mi lado, recuerdo al hombre con el que he estado y los demás ni se imaginan. Creo que si la gente que nos conoce, supiera de nuestra relación, se sorprenderían. Ni tus amigos, ni los míos estarían de acuerdo en esto tan extraño, ni siquiera lo creerían.

Por eso, cada que tengo la oportunidad de verte entre la gente, me da gusto saber que sólo yo te conozco de verdad, por completo, y que por algunas ocasiones has sido mío. Me encanta verte, e imaginarme a tu lado; el tenerte tan prohibido, me provoca desearte más.

Te has convertido  en mi manera de disfrutar, de ser y hacer cosas que no me imaginé. Gracias a ti, soy una mujer diferente, lograste hacer de mí, a una mujer que se está arriesgando, que está queriendo, sintiendo sin pensar en lo demás, sólo en mí y por extraño que parezca, me encanta!

Esta aventura sentimental me llena de deseo… con cada encuentro la adrenalina aumenta, y eso lo hace más fuerte y atractivo. Claro que los nervios nunca desaparecen, pero como sé que esto no podrá durar para siempre, disfrutaré las alegrias, tristezas, enojos, indesiciones, frustraciones, ira, gozo, paz, llanto… todo, absolutamente todo lo que tú me hace sentir.

Por eso, hoy brindo por lo que tú y yo sabemos, y los demás ni se imaginan.

About these ads